20 maneras de evitar el estrés


Todos nos estresamos, en mayor o menor medida pero lo hacemos. Depende de nuestro trabajo, de nuestra familia, amigos, situación económica, formas de ser y de cada uno de los elementos que forman nuestra vida diaria. Algunos dejan que se acumule para explotar bajo la menor provocación, algunos tenemos alguno métodos que nos ayudan a eliminar gran parte del estrés, mientras que otros parece que les va y les viene eso de las preocupaciones.

H. Selye publicó en 1950 su investigación más famosa ” Stress, un estudio sobre la ansiedad “. A partir de esta tesis, el estrés o síndrome general de adaptación ( conocido por las siglas SGA ) pasó a resumir todo un conjunto de síntomas psicofisiológicos. Selye fue capaz de separar los efectos físicos del estrés de otros síntomas sufridos por sus pacientes a través de su investigación. Observó que sus pacientes padecían trastornos físicos que no eran causados directamente por su enfermedad o por su condición médica. El estrés se puede clasificar mediante el siguiente esquema :

Según su tipo en :

  1. Estrés físico : aquel que no permite que la persona se desempeñe correctamente por cambios en el ambiente o en la rutina diaria. Esto puede llegar a entorpecer el funcionamiento de los sentidos, la circulación y respiración.
  2. Estrés psíquico : es aquél causado por las exigencias que se hace la persona para cumplir en un lapso determinado. El cumplimiento de horarios, tareas y oficios donde lo que se exija es mayor que las capacidades de la persona, provoca la aparición del estrés, que lejos de mejorar el rendimiento de la persona, lo empeora y elimina todo sentido de autosuperación.

Según sus factores en :

  1. Cantidad de estrés : hipoestrés ( poco estrés ) y hiperestrés ( mucho estrés )
  2. Consecuencia de estrés : distres ( un estrés negativo en el cual las demandas son muy grandes para nuestro organismo ) y eustres ( estrés positivo que nos estimula a mejorarnos y a superarnos )

Según su grado de estrés en :

  1. Estrés agudo : estrés de poca duración o pasajero, pero muy fuerte, como una especie de shock emocional.
  2. Estrés crónico : se trata de un estrés fuerte o débil que se prolonga demasiado o que nunca se deja de tener.

Una vez identificados los elementos conceptuales de el tema que les traigo hoy les dejo una traducción de un artículo que encontré en Zen Habits, se llama 20 Ways to Eliminate Stress From Your Life ( 20 vías para eliminar el estrés de tu vida ), un resumen del artículo al que he agredado muchos comentarios personales, sé que muchos resultan casi imposibles, pero nada perdemos con intentar más de uno:

  1. Identifica los culpables.
  2. Elimina obligaciones innecesarias.
  3. Deja de procrastinar. Éso de retrasar la realización de la tarea que tenemos que realizar, normalmente interponiendo la realización de otras tareas inmediatas y más placenteras nuuunca nos deja nada bueno.
  4. Deshazte del desorden. Éste punto es buenísimo, arreglen sus escritorios de trabajo, su recámara ( o donde pasen la mayoría de su tiempo ) y compren una libreta para sus listas de pendientes, veerán cómo muchas cosas fluyen fácilmente.
  5. Anticipate para no ir siempre con prisas o llegando tarde.
  6. Evita el querer controlarlo todo. Muchos sabemos lo difícil que es lograr confiar en las personas para poder delegarles tareas, inténtelo, además de despejar nuestra mente lograremos otras habilidades de liderazgo también.
  7. No hagas muchas cosas a la vez ( multitasking ) que te impidan estar enfocado. Una por una saldrán mejor, siempre, aunque aquí entra nuestra capacidad de asignación de prioridades.
  8. Elimina las fuentes que “ absorben tu energía ”. Relacionado con el punto uno.
  9. Evita la “ gente difícil ”.
  10. Simplifica tu estilo de vida.
  11. Desprográmate, no es necesario tener programado cada minuto de tu vida.
  12. Aprende a hacer las cosas más lentamente, a disfrutar de la comida, de las pláticas de sobremesa, etcétera.
  13. Ayuda a otros, suena contradictorio añadirte más tareas para reducir el estrés pero la sensación de bienestar reduce el estrés.
  14. Relajate varias veces al día. Los pequeños tiempos muertos ayudan a trabajar mejor y a relajarte. A la vez, podemos utilizar esos tiempos muertos para contribuir con nuestra buena salud, si cada una hora de trabajo nos paramos cinco minutos para relajarnos y en ese lapso tomamos un vaso de agua esto ayudará a oxigenar nuestra sangre,pensaremos con mayor claridad y podremos analizar las cosas mucho mejor.
  15. Deja tu trabajo. La más radical desde mi punto de vista, pero el trabajo es sin duda el mayor foco de estrés. Sin en verdad tu caso de estrés es muy grave deja tu trabajo, automatiza tus fuentes de ingresos y busca algo que de verdad te guste.
  16. Simplifica tu lista de tareas. Las listas de tareas pendientes demasiado largas estresan solamente por el hecho de ser largas… cierto, muy cierto.
  17. Haz ejercicio, verás como funciona.
  18. Come bien. Junto al punto anterior se puede decir que estar saludable es uno de los puntos más importantes para no tener estrés.
  19. Se agradecido. Una actitud agradecida ayuda a pensar de forma positiva.
  20. Ten un entorno zen. Empezando por un escritorio limpio, ordenado y minimalista para continuar con el resto de la casa.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s